Acaba la oferta de primera visita gratuita en Psicología Flexible

Comunicado: Acaba la oferta de “primera visita gratuïta” en Psicología Flexible

Desde el principio de la actividad de Psicologia Flexible, en abril de 2016, como profesional ofrecía una primera visita gratuita a todos los usuarios y pacientes, en las mismas condiciones que cualquier otra visita: En el despacho de consulta de Manresa o de Barcelona, a domicilio, por Skype y por correo electrónico. Esta oferta, tal como estaba planteada, acaba el 30 de junio de 2018.

Acaba la oferta de primera visita gratuita en Psicologia FlexibleLa primera visita gratuita era, efectivamente, gratuita para el usuario. Pero para mi, como profesional, no: tenía que continuar cubriendo los gastos de alquiler de los despatxos de consulta y los desplazamientos, aparte de los gastos habituales de cualquier profesional: obligaciones fiscales, cuotas de la Seguridad Social, pertenencia al Colegio de Psicología de Cataluña, costes profesionales, etc. Por lo tanto, ofrecer una primera visita gratuita era arriesgado, pero valía la pena para facilitar el acercamiento entre Psicología Flexible y los usuarios.

Para que esta oferta fuera viable, las personas que hicieran sólo una primera visita gratuita y no continuaran con ninguna otra sesión no debían ser más del 20%. Sin embargo, esta proporción ha acabado siendo del 60%.

Una consulta al psicólogo tiene un precio, un coste y un valor. El precio es la cantidad en euros que el usuario o paciente paga. El coste es el impacto de esta cantidad en las finanzas de esta persona. Y el valor es lo que obtiene pagando este dinero. Como psicólogo siempre he puesto en valor que la cantidad que hay que pagar para recibir este tipo de ayuda se ve ampliamente compensada por la mejoría en la salud mental y la calidad de vida. Entonces, hacer una primera visita gratuita sólo tiene sentido si se hace para abrir la puerta a un tratamiento con el que una persona que lo necesita consigue la mejoría que quiere. Un tratamiento que, evidentemente, no debe durar más de lo estrictamente necesario.

Por todo ello, a partir del 1 de julio de 2018, la consulta gratuita sólo se podrá hacer por teléfono o por Skype y tendrá una duración de 30 minutos.

Muchas gracias por vuestra comprensión!