Saltear al contenido principal

Bola de Dragón y la educación en valores

La serie Bola de Dragón ha marcado la infancia de toda una generación. Sus historias incorporan la educación en valores, que aparece repetidamente y, siempre, en segundo plano. Esto ha hecho que a menudo haya quedado enmascarada por la fantasía de sus tramas y las -no pocas- escenas de violencia. Este artículo pone la serie Bola de Dragón como ejemplo de educación en valores.

Bola de Dragón y la educación en valores - Psicología Flexible

La educación en valores

Los valores son las actitudes, acciones, situaciones y objetos que guían nuestra conducta y la manera en que percibimos la realidad. Se organizan en el llamado sistema de valores (que es la forma en que los valores se relacionan entre ellos) y la escala de valores, que vendría a ser el orden en importancia que concedemos a cada uno. Los valores son muy subjetivos (cada uno da importancia a lo que quiere), pero están fuertemente determinados por la cultura.

La educación en valores está presente en todas las formas de gobierno y en todas las sociedades. Lo que cambia es qué valores se consideran importantes y cuáles no. En los países que tienen gobiernos intervencionistas (donde las normas y las leyes regulan muchas cosas) se educa en valores como la obediencia, la disciplina y la aceptación de la autoridad. En las sociedades liberales la educación en valores se basa más en el auto-conocimiento y, evidentemente, la libertad.

Como los valores que se consideran positivos dependen mucho del punto de vista, es difícil encontrar “valores universales” y es cada cultura la que se encarga de hacer la educación en sus valores. En nuestro entorno, por ejemplo, se consideran positivos valores como la solidaridad, la cooperación y el respeto.

Bola de Dragón como canal para educar en valores

Bola de dragón - Psicología FlexibleBola de Dragón es una serie de televisión (originariamente escrita en forma de cómic) estrenada en 1984 y continuada hasta el 1995. Su autor es el japonés Akira Toriyama. El argumento original de la serie gira alrededor de 7 bolas de cristal (las bolas de dragón) que están esparcidas por el mundo y, al juntarlas, aparece el Dragón Shenron, que concede un deseo -el que sea- a quien las ha reunido.

Los personajes principales son Son Goku (un niño con cola, auto-suficiente y conocedor de las artes marciales), Bulma (una chica, hija de un científico, que se hace amiga de Son Goku), Krilin (amigo del Son Goku) y el Duende Tortuga (maestro de artes marciales, que entrena a Son Goku y a Krilin). Posteriormente aparecen otros personajes como Piccolo (un monstruo), Son Gohan (hijo de Son Goku) y Vegeta (príncipe de los Guerreros del Espacio).

La trama argumental de la serie evolucionó notablemente. Al comienzo, giraba en torno a las aventuras de los protagonistas al intentar reunir las bolas de dragón. Después el centro argumental pasó a ser la lucha contra monstruos cada vez más fuertes para proteger el universo. Y la violencia también ganó protagonismo. Por eso la educación en valores quedó, en cierto modo, diluida.

Al ser una serie de dibujos animados, capitalizar los espacios infantiles en televisión y convertirse en serie de culto obtuvo niveles de audiencia muy importantes. De esta manera se convirtió en un canal de transmisión de sus valores entre un público eminentemente infantil y adolescente.

En qué valores incide Bola de Dragón

Los valores de Bola de Dragón - Psicología FlexibleAmistad: La amistad entre los personajes los lleva a confiar y a protegerse entre ellos. En la serie se muestra qué pasa cuando hay lealtad y, también, qué ocurre cuando esta lealtad se pierde.

Trabajo en equipo: La cooperación es necesaria para lograr objetivos complejos. El equipo no es simplemente un grupo de personas que comparten un objetivo (en este caso, la reunión de las bolas de dragón), sino la necesidad de que sus aportaciones se complementen.

Nobleza: Goku utiliza una nube de color amarillo para volar (llamada “nube Kinton”). Pero para que la nube aguante la persona ésta debe cumplir una condición: literamente, “tener el corazón puro”. Es decir, quien es noble (lo contrario de perverso), llegará lejos.

Esfuerzo: Las bolas de dragón son codiciadas por mucha gente. Por lo tanto, conseguirlas es una competición y hay que esforzarse para ganar. Además a menudo hay que luchar contra personas que no tienen buenas intenciones.

Perseverancia: 7 bolas de cristal que se esparcen por todo el mundo no son fáciles de encontrar. La educación en valores de Bola de Dragón incluye la perseverancia: mantenerse en el objetivo, aunque tarde en llegar.

Perdón: El perdón también aparece a menudo, después de algunos errores cometidos por los personajes que perjudican a otros.


¿Recuerdas la serie Bola de Dragón? Explica en un comentario qué significó para ti. Y si quieres, comparte este artículo con tus contactos!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba