Cómo prepararte para una entrevista de trabajo

Cómo prepararte para una entrevista de trabajo

La entrevista de trabajo es el momento más importante a la hora de postularse para un trabajo. La probabilidad de éxito aumentará si te has preparado previamente y si, una vez estás, sabes qué decir y qué no decir. La preparación comienza antes de enviar el currículum o de ponerse en contacto con la empresa y termina los primeros días de trabajar. Este artículo ordena una serie de recomendaciones para ayudarte en el proceso de encontrar trabajo.

Cómo prepararte para una entrevista de trabajo - Psicologia Flexible
Foto: pexels.com

Antes de empezar a buscar empleo

Recoge y ordena toda la información

Antes de empezar a buscar una entrevista de trabajo, asegúrate de tener toda la información ordenada y escrita: datos personales, datos académicos, experiencia profesional y otros datos de interés. El curriculum vitae no debería ocupar más de dos páginas (si puede ser una sola página, mejor). Si te falta espacio para poner más cosas, selecciona.

Lo mejor es tener un currículum para cada puesto de trabajo por el que te presentas como candidato. Esto quiere decir que por cada puesto de trabajo conviene destacar más unas cosas que otras. Por ejemplo, si quieres hacer una entrevista de trabajo para una editorial, no es necesario dar detalles sobre un trabajo que hacías durante la carrera, de servir copas las noches de verano.

Incluye la información que pueda ser relevante para tu candidatura, aunque no se relacione directamente. Si te presentas a un trabajo para ser mozo de almacén y tienes memoria fotográfica -capacidad de recordar dónde está un objeto particular viéndolo sólo una vez- ponlo al currículum. Y menciona esto durante la entrevista de trabajo. No pongas nada que no puedas demostrar.

Limpia tu imagen en internet

Cómo prepararte para una entrevista de trabajo - Psicologia Flexible

Da por hecho que el entrevistador te buscará en Facebook y en Twitter, como mínimo. Si tienes perfil de usuario, entra en ellas y borra lo que veas que te pueda perjudicar. Está claro que lo mejor es no haberlo escrito, pero este es un problema que suele venir después.

¿Qué cosas deberías eliminar? Publicaciones que contengan insultos a cualquier persona o entidad, críticas con intención de ofender o causar daños y cosas que, releyendolas, veas que no tenías que haber publicado.

¿Cómo se elimina?

  • En Facebook: Vé a la flecha descendente de arriba de todo a la derecha de la pantalla. Haz click y selecciona “Revisa la cronología“. Una vez dentro, en la columna de la derecha selecciona “Tus publicaciones“. A partir de aquí ve bajando y eliminando lo que quieras, con la opción “Eliminar” que se despliega al hacer click en el icono del lápiz. Recuerda que en Facebook también puedes seleccionar la privacidad, para decidir quién quieres que vea cada publicación.
  • En Twitter: Ve a Configuración (la rueda dentada) y, abajo de todo, selecciona la opción “Tu archivo de Twitter: Pide el archivo“. Cuando te llegue, revisa qué quieres eliminar y busca cada tuit escribiéndolo entero en el buscador -el mismo que usas para buscar palabras o etiquetas-. En los tres puntos horizontales encontrarás la opción “Eliminar el tuit“.

A quién envías el currículum

Envía el currículum sólo para aquellos trabajos que tengas claro que puedes hacer. Sobre todo teniendo en cuenta la calificación, si se solicita. Si incumples muchos requisitos, no la envíes. Si incumples alguno, envíalo. Aunque digan que debes cumplir todos. Las empresas basan las ofertas de trabajo en su ideal, como quien hace la carta a los Reyes: por pedir, que no quede. Cuando ven que son tan exigentes que no encuentran candidatos, comienzan a rebajar sus criterios.

No subestimes el currículo entregado a mano. Es cierto que cada vez se recogen más por internet -y, algunas empresas, incluso se basan en la Ley de Protección de Datos para negarse a admitir currículos a mano-. Pero permite que te puedan hacer alguna pregunta en ese mismo momento, como si tienes disponibilidad horaria. También te da la oportunidad de decir que en tu currículum se detalla tu larga experiencia en el sector.

Prepárate para la entrevista de trabajo cuando te convoquen

Cómo prepararte para una entrevista de empleo - Psicologia Flexible

Cuando te llamen para hacer la entrevista de trabajo, pregunta si necesitan que lleves algo especial -un documento, un certificado, etc-. Demostrarás confianza, compromiso y preparación. Asegúrate también de saber por quien debes pedir cuando llegues. Repasa el curriculum que enviaste, por si te hacen alguna pregunta relacionada.

Investiga la empresa. Averigua cómo está posicionada respecto de la competencia. Busca qué ofrece a sus clientes o usuarios para diferenciarse del resto de empresas del sector. Te será útil para la entrevista. Mira también qué opiniones tienen los consumidores y usuarios, a través de foros en internet.

Si saber que tienes una entrevista de trabajo te hace estar nervioso/a, visualízala previamente. Imagina la llegada al lugar, el despacho y las preguntas que probablemente te harán. Te ayudará a tranquilizarte.

Cómo hacer la entrevista de trabajo

La entrevista de trabajo propiamente es el paso más importante cuando se busca empleo. Determinará, en gran parte, que te seleccionen o no para el puesto. Ten en cuenta que podría ser una entrevista conjunta con más candidatos -sobre todo si la empresa es grande o tienen muchos puestos de trabajo que cubrir.

Llega unos minutos antes de la hora y vistiendo correctamente. Si vistes demasiado informal, o demasiado formal, y el/la entrevistador/a viste de manera opuesta, se creará una gran distancia entre los dos. Si el trabajo está relacionado con el mundo del deporte, acude a la entrevista con calzado deportivo, pero NO con ropa deportiva. Pon el móvil en silencio ante el entrevistador/a. Así te aseguras de no te olvidarte, y él verá que muestras interés.

Qué conviene decir

Entrevista de trabajo - Psicologia FlexibleResponde las preguntas mirando a los ojos. Desvía un momento la mirada, de vez en cuando -la mirada permanente fija se puede interpretar como agresividad. Usa un tono de voz normal. La respuesta a las preguntas debe ser relevante (que realmente responda las preguntas) y concisa (sólo con los detalles necesarios).

Si te hacen preguntas extrañas, asegúrate de haberlas entendido. Algunas de estas preguntas pueden parecer absurdas (como “¿Cuál es tu plato favorito?“). Responde la verdad. Te podría repetir la pregunta al final de la entrevista de trabajo para comprobar si respondes algo diferente, lo que querría decir que has mentido.

Otras preguntas pueden parecer inadecuadas (“¿Es usted homosexual?“). Si te hacen una pregunta que consideras inadecuada, di que no entiendes porque te hace esa pregunta, pero que si es relevante para el trabajo le responderás. De esta manera le das la oportunidad de reflexionar sobre su adecuación.

Cuando acabe la entrevista es probable que te pida si tienes alguna pregunta. Haz alguna. Demostrarás interés por el trabajo. Por ejemplo, pregunta por la previsión de crecimiento de la empresa, o por el propio proceso de selección. También es buena idea hacer alguna sugerencia de mejora. Aunque parezca que no. Si le das al entrevistador/a algo que le ayude a vender más, te lo agradecerá.

Qué no conviene decir

Evita sacar tres temas y, especialmente, hacer bromas sobre ellos: los deportes, la política y la religión. Son temas de gran sensibilidad, de los que conviene no hablar si no se tiene suficiente confianza.

Evita también las críticas a otras personas o empresas. Incluida la competencia de la empresa para la que haces la entrevista de trabajo. El/la entrevistador/a podría pensar “igual que critica esa empresa cuando habla conmigo, podría criticar mi empresa cuando hable con otro“.

Y otra cosa muy importante. No mientas. Nunca. Bajo ningún concepto. En primer lugar, porque mentir en una entrevista de trabajo es motivo legal de despido. En segundo lugar, porque las oportunidades que tendrá la empresa de comprobar que has mentido serán infinitas. Empezando por el mes de prueba.

El objetivo del mes de prueba en un puesto de trabajo es detectar a los mentirosos. No mientas NUNCA en una entrevista de trabajo. Te pillarán, inevitablemente.

Mentir en una entrevista de trabajo - Psicologia FlexibleEl objetivo del mes de prueba en un trabajo es detectar a los mentirosos. Sobre todo en aquellos temas en que el trabajador cree que puede disimular. Un gran ejemplo es la puntualidad. La persona que ha mentido en la entrevista de trabajo diciendo que es puntual, cuando en realidad no lo es, no pasará el mes de prueba. Porque con un gran esfuerzo conseguirá llegar puntual el primer día. Incluso el segundo. Pero el tercer día ya necesitará una excusa por haber llegado tarde. Y al cabo de una semana ya estará desenmascarado.

Tampoco conviene que digas que lo que más te importa del trabajo es el sueldo. Estarás dando a entender que tanto te hace trabajar a aquella empresa como en cualquier otra. Y que cuando encuentres un trabajo con un sueldo más alto te irás. El entrevistador/a ya sabe que tu compromiso con el trabajo se disolverá cuando encuentres una oportunidad mejor. Pero no hay que decirle lo tanto directamente.

¿Y después?

Agradece el tiempo que te han dedicado y pregunta cómo y cuándo sabrás si te han seleccionado o no. La mayoría de empresas no se molestan en comunicar a los candidatos que han sido descartados. La verdad es que sería todo un detalle. Una cuestión de decencia, incluso. Pero tú necesitas saberlo para decidir cómo y dónde continuar buscando trabajo.

Aunque te digan “Si no te hemos dicho nada el día X, significa que no te hemos seleccionado“, el día siguiente al X llama y pregúntalo. Volverás a demostrar interés y, de paso, les podrás decir que se guarden tu currículum para futuros procesos de selección. No es mala idea que les preguntes, amablemente, el motivo por el que no te han seleccionado.

En resumen: La preparación para una entrevista de trabajo comienza mucho antes y termina después de la entrevista propiamente. Asegúrate de que vas con la preparación suficiente para demostrar que eres la persona adecuada para el puesto de trabajo.


¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo con tus contactos! Y si quieres explicar alguna experiencia o hacer una pregunta puedes dejar un comentario.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.