Saltear al contenido principal

Cómo evitar el acoso laboral

El acoso laboral es la situación de abuso que se produce en el lugar de trabajo. Afecta uno o más trabajadores, pero también al conjunto de la organización. Para evitarlo y para intervenir cuando se produce hay que entender los factores que lo propician y buscar alternativas en la relación entre las personas implicadas. En este artículo hablaremos de cómo evitar el acoso laboral.

Cómo evitar al acoso laboral - Psicología Flexible

Qué es el acoso laboral

La Sociedad de Psicología Industrial y de las Organizaciones define el acoso laboral como la exposición repetida, durante un periodo de tiempo, a una amplia variedad de acciones negativas como el abuso, la burla, el ridículo o la exclusión social, siendo perjudicial tanto para los trabajadores como para las organizaciones. Esta es la definición que aparece en el Libro Blanco “Acoso laboral: causas, consecuencias y estrategias de intervención”.

Las conductas de acoso laboral o mobbing pueden ser muy variadas. Incluyen eliminar responsabilidades, sustituir las tareas habituales por otras más desagradables, difundir rumores sobre la víctima, ignorar sus opiniones, criticar sistemáticamente su trabajo o excluirlo del grupo social. También es una forma de acoso presionarlo para que abandone el puesto de trabajo.

Las características del mobbing varían según quién es el acosador y quién es la víctima. Una de las dos personas -o ambas- pueden tener un cargo directivo, lo que complica la gestión del problema. Precisamente un factor destacado es el estilo de liderazgo, tanto por los líderes pasivos que no actúan ante el acoso, como por los despóticos que aplican sanciones arbitrarias. Esta situación empeora el sentimiento de desprotección de la víctima.

Qué partes participan en el mobbing

En una situación de acoso laboral hay tres partes implicadas:

  1. Víctima de acoso laboral - Psicologia FlexibleEl acosador: La ciencia ha determinado que los acosadores en el trabajo tienen una serie de características. Suelen ser personas con ira (no en momentos puntuales, sino como rasgo de personalidad). También pueden ser narcisistas, que significa que se dan mucha importancia a ellas mismas y manifiestan desprecio y falta de empatía hacia los demás. Se les atribuye un rasgo general de ansiedad, carácter vengativo y poca autoestima. También pueden tener una historia previa de intimidación. Se ha observado que cuando el acosador es un directivo, puede provocar una bajada del rendimiento de los trabajadores.
  2. La víctima: Las víctimas de mobbing destacan por la alta capacidad cognitiva (razonamiento, fluidez verbal, memoria, concentración, etc) y por el sentido común. Varios estudios apuntan a que la víctima comparte ciertas características con los acosadores. Son ejemplos la ira o la ansiedad. Algunos de estos rasgos pueden llevar a la víctima a denunciar como acoso algunas situaciones que no lo son. Esto no quiere decir que mientan o que exageren cuando formulan sus quejas.
  3. El contextosituación: Los tres factores del ambiente de trabajo que más propician el mobbing son la falta de seguridad, la poca autonomía en la toma de decisiones y la elevada carga de trabajo. La falta de seguridad incluye el peligro de accidentes laborales y la poca estabilidad de los puestos de trabajo.

También juegan un papel importante la ambigüedad de rol y el conflicto de rol. La ambigüedad de rol es la situación en la que no queda claro qué debe hacer un trabajador (por ejemplo, una persona de contabilidad que debe asegurarse de que se hacen todos los cobros, pero no sabe si esto incluye perseguir a los morosos). El conflicto de rol es lo que ocurre cuando una persona debe realizar dos funciones que son incompatibles entre sí (por ejemplo, un cocinero de un restaurante de comida rápida, que debe mantener la calidad de los alimentos, pero le piden que trabaje tanto rápido que resulta imposible).

Qué costes tiene el acoso laboral

Mobbing - Psicologia FlexibleLa víctima puede ver perjudicada su salud mental y física. Aparecen problemas de agotamiento, estrés, insomnio o síntomas de ansiedad o depresión. Esto se traduce en más consultas al médico y, a veces, abuso de sustancias. Pero el acoso no afecta sólo a la víctima, sino a toda la empresa. Los trabajadores están más días de baja, o resisten el mobbing a costa de una bajada del rendimiento.

Un estudio hecho en Estados Unidos valoraró el coste de la bajada del rendimiento por acoso en la empresa en 14.000 dólares por trabajador.

Igualmente los trabajadores que no sufren acoso, pero son testigos y perciben que no pueden hacer nada, también se pueden ver afectados por el estrés y la ansiedad.

Cóm lo podemos prevenir y solucionar

La prevención del acoso laboral comienza con la selección del personal. Durante el proceso de selección hay que usar correctamente los instrumentos de evaluación de la personalidad, y valorar si las características de un trabajador lo ponen en riesgo de ejercer (o de sufrir) acoso.

Evitar el acoso laboral - Psicologia FlexibleEs importante que directivos y trabajadores estén bien formados en varios aspectos. Los directivos deben poder gestionar los conflictos de manera constructiva y responder a situaciones como la bajada del rendimiento por parte de un trabajador desde una perspectiva positiva y de solución de problemas. Crear un buen clima que evite las situaciones de riesgo descritas anteriormente también ayuda. Finalmente deben saber detectar el acoso para poder intervenir.

Los trabajadores deben conocer el impacto del acoso laboral para fomentar buenas relaciones. También es buena idea que estén formados en técnicas de manejo del estrés. La mediación puede contribuir a reducir la conflictividad laboral. También se reducirá si los empleados pueden tomar decisiones sobre su propio trabajo. Finalmente, víctimas y acosadores deben poder recibir asesoramiento para afrontar eficazmente los problemas.

Se han descrito una serie de factores que incrementan la eficacia de un trabajador para hacer frente al mobbing. Entre estas está la estabilidad económica, la autoconfianza y la buena forma física y mental. El apoyo social y la asertividad también se han demostrado útiles.


¿Has sufrido o sufres acoso laboral? Puedes formular una pregunta y te responderé personalmente. Muchas gracias por leer y compartir el artículo con quién crees que le puede interesar!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba