Manejar la incertidumbre

Manejar la incertidumbre

Hasta hace poco el entorno era estable y previsible. Teníamos un trabajo para toda la vida, una casa para toda la vida y una pareja para toda la vida. Ahora esto ha cambiado y nos tenemos que acostumbrar a manejar la incertidumbre. No sabemos cuánto durará el trabajo, ni dónde acabaremos viviendo. Deshacemos y rehacemos con más facilidad. Y Donald Trump ha ganado las elecciones en Estados Unidos. Este entorno estable y previsible deja lugar a una sociedad líquida, a la que nos toca adaptarnos.

Manejar la incertidumbre - Psicología Flexible

La incertidumbre en el ámbito del trabajo

La crisis económica que comenzó en 2008 y aún no ha terminado ha acelerado el aumento de la incertidumbre en el ámbito laboral. En realidad no es una crisis sólo económica: también es una crisis financiera, social, política y de valores. Ha llevado a cuestionar prácticamente todo, a nivel individual y colectivo. En el trabajo es donde más se ha notado este cambio.

Y aún más si se compara con lo que ocurría hace menos de un siglo. Había quien tenía posibilidad de ir a la escuela pero, sí o sí, al principio de la adolescencia ya se empezaba a trabajar. Primero con un rol de aprendiz y, luego con más autonomía. Éste era, probablemente, el único trabajo que una persona haría en toda su vida.

La inestabilidad del mercado de trabajo - Psicologia FlexibleActualmente la edad de trabajar empieza a los 18 años, pero es habitual que una persona de 30 ya tenga más de 5 puestos de trabajo en su currículum. Además la incertidumbre ante el riesgo de quedarse sin trabajo es constante y universal. Incluso en el sector público que, de entrada, parecía que estaba al margen de este fenómeno.

Particularmente en nuestro país ha habido varios factores que han puesto el mercado laboral en una situación crítica:

  • La disparidad en la regulación de la economía, que crea un modelo liberal para las empresas grandes y un modelo intervencionista para las empresas pequeñas y los individuos.
  • La mala gestión de la crisis por parte de los gobiernos.
  • La cultura que atribuye el éxito al azar y la falta de éxito a la responsabilidad de los demás.

La tendencia será ir, cada vez más, al auto-empleo y el emprendimiento. Las personas deberán estar dispuestas a formarse constantemente y cambiar de sector cuando sea necesario. A moverse (dentro del país y en el extranjero) para encontrar el trabajo allí donde esté. El trabajo se basará cada vez menos en el presentismo (estar en el lugar de trabajo durante el horario estipulado, aunque no haya nada que hacer) y cada vez más en proyectos: hacer una tarea de duración variable, terminar y empezar otra.

Las nuevas maneras de entendre la pareja y la familia

¿Cuántas veces hemos oído alguien diciendo que antes las parejas aguantaban más? Es una frase que no deja de sorprenderme. ¿Qué se supone que tiene que aguantar una pareja? ¿Estamos en pareja para aguantar cosas que, de otro modo, nos llevarían a la ruptura? Son cuestiones merecen otro artículo en este blog, pero que prueban que ahora hay una incertidumbre que antes casi no estaba. Y es que algunas personas viven con miedo el hecho de estar sin pareja.

Lo de la pareja para toda la vida también se está acabando. No quiere decir que todas las parejas estén condenadas a separarse, ni mucho menos. Quiere decir que la imagen de una pareja junta durante décadas será cada vez menos frecuente. Por eso ahora es más habitual ver familias reconstituidas, donde una pareja que se forma incorpora los hijos que, cada uno de sus dos miembros, tuvieron con sus parejas anteriores.

La incertidumbre política y económica

Incertidumbre con Donald Trump - Psicologia FlexibleLa incertidumbre también se ha instalado en el terreno político y económico. Somo muchos (yo también) los que estábamos convencidos de que en el referéndum del Brexit (la permanencia del Reino Unido a la Unión Europea) ganaría la opción de quedarse. Y que en el referéndum sobre el acuerdo de paz en Colombia ganaría el Sí. Y que las elecciones presidenciales en los Estats Units no las ganaría Donald Trump.

Pero las variables con las que predecíamos los acontecimientos que tenían que venir ya no sirven en la actualidad. Y de Donald Trump se desprende el ejercicio de un republicanismo atípico: contrario a la globalización y al neoliberalismo, dispuesto a invertir dinero público en infraestructuras, y abierto a fortalecer las relaciones con una Rusia con la que se disputa la hegemonía. Por lo tanto la incertidumbre sobre qué pasará a partir de ahora en la geopolítica mundial también está bien presente.

Aprender a manejar la incertidumbre

Con todo esto, ¿qué tenemos? Incertidumbre en el futuro personal, de vivienda, laboral, económico, político… Una incertidumbre que viene para quedarse y con la que tenemos que aprender a convivir. Y extraer las ventajas, que también están. Adaptarse requiere un cambio de actitud.

Hay que aclarar que no hay un límite de edad para hacer este cambio. No es algo que tengan que hacer sólo los jóvenes “porque son la generación que lo tendrá difícil“. Renunciar a ello, desde la Psicología, significaría renunciar, por parte de mucha gente, a la posibilidad de adaptarse a estos cambios para aprovechar las ventajas y manejar correctamente los inconvenientes.

Inconvenientes de la incertidumbre

Que las cosas sean previsibles, nos reduce la ansiedad. Por tanto, no saber qué pasará mañana pone la psicología de algunas personas en estrés. Sobre todo las que ya están viviendo una situación complicada, como un paro de larga duración o una amenaza de desahucio.

También complica la planificación del futuro: ¿Qué sentido tiene contratar una hipoteca si prevemos que tendremos que cambiar de ciudad cada año? Podemos comprar un viaje para el verano cuando aún no sabemos si habremos encontrado trabajo? Esto nos puede dejar en una situación paradójica: la provisionalidad permanente.

Ventajas de la incertidumbre

Manejar la incertidumbre - Psicologia FlexibleLa incertidumbre hace que estemos más atentos a lo que pasa a nuestro alrededor, por si vemos una oportunidad que podamos aprovechar. Por eso nos mantiene más despiertos y más en contacto con el entorno y las personas. Y aquí apunto que no es que ahora, con la irrupción de las nuevas tecnologías, nos comuniquemos menos. Es que nos comunicamos de manera diferente.

Otra ventaja es que nos ayuda a descubrir aspectos de nosotros mismos que no conocíamos. Sobre todo por medio del aprendizaje. ¿Quién iba a decir a un ama de casa que podría abrirse un blog para vender objetos de artesanía hechos por ella? ¿O a un trabajador de oficina, aburrido del trabajo, que abriría su propio negocio de comidas preparadas? Detrás de esto ha habido reciclaje, formación y ensayo y error.

Para adaptarse a la incertidumbre es importante entender el concepto de sociedad líquida. Antes había periodos más o menos estables. En nuestra vida personal se producía un cambio y, la nueva situación, duraba un tiempo. Después volvía a cambiar y se mantenía un tiempo más. Que ahora vivamos en una sociedad líquida significa que no hay nada que se mantenga. Nuestra vida y el entorno donde la vivimos es como un río, que está en movimiento continuo.

También hay que aceptar la naturalidad del cambio. Y esto puede querer decir que necesitamos tiempo para acostumbrarnos a ellos. Nos podemos dar permiso a nosotros mismos para cometer errores. No siempre estaremos a tiempo de coger una oportunidad. A veces tendremos dos que serán incompatibles y tendremos que escoger. Y nos podemos equivocar. Pero podemos aprovechar el error para aprender.


¿Te ha gustado este artículo? Compártelo con tus contactos. Y si quieres explicar cualquier cosa lo puedes hacer dejando un comentario.

Deja un comentario