Saltear al contenido principal

Manejo emocional de la crisis económica

CORONAVIRUS
1. Afrontar el confinamiento por el coronavirus
2. Pautas para un teletrabajo efectivo
3. El confinamiento es una responsabilidad individual
4. Manejar la incertidumbre por el coronavirus
5. Impacto psicológico del confinamiento y el coronavirus
6. Las personas mayores y las residencias ante el coronavirus
7. Impacto del coronavirus en los profesionales sanitarios
8. Manejo emocional de la crisis económica

El confinamiento y el coronavirus han provocado una crisis económica profunda y repentina, que añade incertidumbre a la situación que vivimos desde finales de febrero. Muchas personas sufren las consecuencias de manera directa y con poco poder para cambiar las cosas. Pero siempre hay margen para protegernos haciendo un buen manejo emocional de la crisis económica.

Manejo emocional de la crisis económica por el coronavirus - Psicología Flexible

¿Necesitas ayuda? ESPECIAL: Ayuda psicológica a los afectados por el confinamiento y el coronavirus

La crisis económica provocada por el confinamiento y el coronavirus

Estamos saliendo de la etapa más dura de la crisis sanitaria del coronavirus. Al ser un virus desconocido para la comunidad científica, no había información sobre su comportamiento, ni había ningún tratamiento preventivo o curativo. Por eso la manera de evitar que la propagación del virus fuera excesiva, fue reducir drásticamente el contacto entre personas. Y las autoridades sanitarias ordenaron un confinamiento.

El parón de la actividad económica, sobre todo en sectores de gran importancia en nuestro país (la industria y el turismo) dejó muchas personas en casa; algunas pudieron seguir trabajando (en teletrabajo); otras se acogieron a un ERTO, a pesar de que no han cobrado desde Abril. Pero la destrucción de puestos de trabajo ha sido importante, y eso abre la puerta a un nuevo período difícil.

El manejo emocional de la crisis económica, que podemos hacer a título individual, nos debe ayudar a pasar este intervalo sin que el bienestar y la calidad de vida se deterioren excesivamente. Y lo podemos hacer con actividades que amortigüen la ansiedad y el estrés.

Cómo nos afecta esta crisis

Vivimos la crisis económica post-coronavirus con sensación de amenaza - Psicología Flexible

Esta crisis económica llega cuando aún no nos habíamos recuperado de la anterior. Añade incertidumbre a un momento de cambios importantes, en que la precariedad laboral ya era extendida. Donde más se nota es en la pérdida del puesto de trabajo o en la sensación de amenaza ante el riesgo de esta pérdida, que nos puede exponer a dificultades económicas graves.

Ya durante el confinamiento aumentó sensiblemente el consumo de alcohol, tabaco y psicofármacos. Estos productos, a corto plazo, nos ayudan a alejarnos del problema. Pero no dejan de ser estrategias de afrontamiento que no solucionan nada, e incluso pueden provocar adicciones que añadan más dificultades a las que ya tenemos.

Lo más normal es vivir esta situación en forma de estrés y ansiedad. El estrés es la reacción que tienen el cuerpo y la mente cuando nos encontramos ante algo que desborda nuestra capacidad de respuesta, y nos activamos para hacerle frente. En pequeñas dosis tiene efectos positivos, porque nos ayuda a ponernos en marcha. Pero cuando se intensifica o se alarga en el tiempo, se vive con malestar e incluso puede poner en peligro nuestra salud, ya que hace que nos bajen las defensas frente a algunas enfermedades.

La ansiedad es la preocupación por alguna situación del presente o del futuro que vemos como insuperable y que hace que nos centremos sólo en lo negativo. También lo vivimos con malestar, porque anticipamos que no podremos evitar que nos pase aquello que nos preocupa, y además nos limita en las actividades diarias.

Es habitual que el paro de larga duración se viva con una sensación de fracaso personal, de cara a uno/a mismo/a y de cara a la familia. También contribuye a reducir el contacto social con compañeros/as y, por tanto, disminuyen las oportunidades de encontrar soluciones a los problemas.

El manejo emocional de la crisis economica

A título individual percibimos poco margen de maniobra para invertir la crisis. Sí que tenemos capacidad, cada uno de nosotros, para ponernos en marcha y buscar soluciones (entre ellas, un nuevo trabajo). Pero a veces es el propio estrés o ansiedad el que bloquea esta capacidad. Lo podemos compensar con estas pautas para el manejo emocional de la crisis económica:

Relativiza la ansietat

La ansiedad justificada ante un peligro real es una herramienta. Por ejemplo: estar en un barranco y tener miedo a caer tiene todo el sentido del mundo. La ansiedad te ayuda a protegerte. Pero cuando este miedo se traslada a algo hipotético que podría pasar en el futuro, o bien no te ayuda a protegerte de nada, puedes intentar controlarla para evitar que ella te controle a ti. Respira profundamente y haz una lista de acciones que te pueden ayudar.

Relativiza las amenazas

Piensa qué es lo peor que podría pasar. Y luego, piensa cuál es la probabilidad real de que esto ocurra sin que puedas hacer nada. Relativizar las amenazas ayuda a mantener la calma, un elemento necesario para tomar decisiones.

Habla con los demás

Compartir las dificultades hace que parezcan menos graves. Ayuda a ordenar los pensamientos y deshacer el lío mental. Y también es una oportunidad para descubrir que muchas de las cosas que te pasan, también pasan a otras personas. Y que la ayuda mutua permite encontrar soluciones.

Haz ejercicio físico

Tornar a fer exercici físic després del coronavirus - Psicologia Flexible

La lista de beneficios del ejercicio físico es interminable. Y para practicarlo no necesitas ni dinero ni una gran disponibilidad de tiempo. Lo notarás reduciendo la ansiedad y el estrés, ganando energía, mejorando el descanso, controlando el peso, aumentando la autoestima, etc.

Sigue buscando trabajo

La actividad en general te ayudará a vencer la inhibición y el bloqueo, para que puedas mejorar tu futuro personal y profesional. Puedes buscar trabajo tanto si no lo tienes, como si lo tienes pero quieres cambiar. Echa un vistazo al artículo «Cómo prepararte para una entrevista de trabajo«.

Pide ayuda profesional, si la necesitas

La mayoría de personas pueden hacer el manejo emocional de la crisis económica con sus recursos personales. Pero si necesitas apoyo psicológico, no dudes en pedirlo. Te puede ir bien para una crisis puntual, para una ayuda más a largo plazo, e incluso para adquirir herramientas que te ayuden a afrontar situaciones del futuro. Si quieres, puedes ponerte en contacto conmigo a través de estos canales:

Llamar al psicólogo de Manresa y BarcelonaWhatsApp al psicólogo de Manresa y BarcelonaEmail al psicólogo de Manresa y Barcelona

¿Te ha gustado este artículo? Deja tu comentario o tu pregunta y te responderé personalmente. Y si piensas que puede ayudar a alguien que conoces, compártelo!

Esta entrada tiene 2 comentarios

Comenta...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba