Saltear al contenido principal

Pautas para un teletrabajo efectivo

CORONAVIRUS
1. Afrontar el confinamiento por el coronavirus
2. Pautas para un teletrabajo efectivo
3. El confinamiento es una responsabilidad individual
4. Manejar la incertidumbre por el coronavirus
5. Impacto psicológico del confinamiento y el coronavirus
6. Las personas mayores y las residencias ante el coronavirus
7. Impacto del coronavirus en los profesionales sanitarios
8. Manejo emocional de la crisis económica

Hasta hace poco el teletrabajo estaba poco implantado en nuestro país. Incluso se destacaban más sus inconvenientes que sus ventajas. Pero con el confinamiento debido a la crisis del coronavirus, muchas empresas se han visto obligadas a implantarlo. Trabajar desde casa es un reto, por eso vale la pena apuntar algunas pautas para un teletrabajo efectivo.

Pautas para un teletrabajo efectivo - Psicologia Flexible

ESPECIAL: Ayuda psicológica a los afectados por el confinamiento y el coronavirus

Ventajas e inconvenientes del teletrabajo

El teletrabajo siempre ha tenido ventajas e inconvenientes. No es un fenómeno aparecido ahora con el confinamiento por el coronavirus. Estas son algunas:

Ventajas de trabajar desde casa

  • Ahorro de tiempo y de dinero en los desplazamientos.
  • Reducción de la contaminación ambiental, porque se hacen menos movimientos con transporte público y privado.
  • Flexibilidad en los horarios.
  • Mayor comodidad.

Inconvenientes de trabajar desde casa

  • Más facilidad para distraerse (televisión, internet, nevera).
  • Posibilidad de disrupción de los horarios: Pensar que tenemos todo el día para hacer el trabajo nos puede llevar a dedicar el día entero a hacer algo que podríamos hacer en la mitad de tiempo (Ley de Parkinson).
  • Reducción del contacto con los compañeros y compañeras de trabajo.

Qué puede complicar el teletrabajo efectivo durante el confinamiento

Trabajar desde casa durante el confinamiento por el coronavirus

La situación provocada por el confinamiento ha obligado a muchas empresas a adaptarse rápidamente, y de manera poco planificada, para que se pueda hacer un teletrabajo efectivo desde casa. En general lo han logrado, pero las circunstancias del hogar quedan fuera del alcance de las empresas. Son los trabajadores quienes deben manejarlas.

Una de las principales fuentes de distracción son los niños: También ellos están confinados, y les cuesta más tolerar el aburrimiento. Y si no están acostumbrados a que su madre o su padre trabajen desde casa, pueden pensar que, si están en casa, significa que no están trabajando.

Además la amenaza de crisis económica añade presión a los trabajadores y trabajadoras. Pensar en los gastos extra que puedan venir, o en un posible ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) puede crear angustia, que dificulta la concentración a la hora de trabajar.

También vivimos en un torrente de información sobre el coronavirus y sus consecuencias, que nos distrae. O podemos tener familiares que nos preocupan por su estado de salud o porque están solos. Todos estos elementos pueden dificultar el teletrabajo efectivo.

Pautas para un teletrabajo efectivo

El espacio de teletrabajo

Asegúrate de tener un espacio que sea para hacer teletrabajo. Un lugar tranquilo, libre de distracciones y con buena iluminación. Que puedas cerrar para evitar que entren otros familiares. Es muy útil que tengas a tu alcance todo lo que puedas necesitar: libreta y bolígrafo, móvil, cargador, calculadora, etc. Así no tendrás que levantarte a cada momento para coger cosas.

También es importante que este sitio sea siempre el mismo e, idealmente, que no sea el dormitorio: si te acosutmbras a permanecer en la habituación donde duermes para hacer otras cosas, luego te podría costar dormir.

Las condiciones para teletrabajar

Levántate a la hora de siempre, dúchate y vístete. Aunque sea con ropa de andar por casa. Quedarte en pijama, por más cómodo que sea, no es una buena idea. Cuando te vistes te estás poniendo el chip de ir a trabajar. También es importante hacer un desayuno fuerte y completo: evitarás ir a la nevera cada media hora para picar algo.

Intenta reservarte un horario y mantenerlo. Como haces en tu trabajo normalmente. Eso también te permitirá estar en contacto con tus compañeros/as de trabajo. Deja para luego las demás actividades, como ir a la compra. Las rutinas reduecen la ansiedad y la incertidumbre: siempre sabes qué viene después.

Cuando acabes la jornada laboral, desconecta! No revises el correo electrónico del trabajo hasta que te vuelvas a poner a trabajar y, sobre todo, evita revisarlo antes de acostarte o durante la noche. No conviene que tu empleo invada todas las horas del día, convirtiendo tu hogas en un sitio que asocias al trabajo.

Evita las distracciones

Evitar las distracciones para un teletrabajo efectivo

Cierra Facebook, Twitter, WhatsApp y todo lo que no necesites. Las redes sociales están diseñadas para que pases en ellas el mayor tiempo posible y sin que te des cuenta. La televisión también puede distraerte. Mantente sólo conectado a las herramientas que sean imprescindibles para la tarea.

Algo que te ayudará es hacer coincidir tu tiempo de teletrabajo con el horario en que los niños y niñas hacen el trabajo escolar. Es un periodo de silencio y en el que, también ellos, comprenderán que es hora de trabajar.

Sé amable contigo mismo/a

Que nos impongamos el deber de hacer un teletrabajo efectivo no significa que tengamos que castigarnos si no cumplimos el 100%. Las condiciones no son fáciles para nadie, y podemos permetirnos fallar a veces. Además es poco probable que tengamos las condiciones ideales para trabajar desde casa. Al final, cada uno hace lo que puede con lo que tiene.

Si trabajamos con el ordenador, la tablet o el móvil, intentemos hacer descansos visuales frecuentemente, para no cansar la vista. Alejemos los ojos de las pantallas al menos 5 minutos por cada hora de trabajo.

Atención psicológica por el confinamiento y el coronavirus

El confinamiento, la propia enfermedad de la #COVID19 y la incertidumbre sobre el futuro social y económico pueden causar ansiedad en muchas personas. Por eso desde Psicología Flexible estoy a la disposición de cualquier persona que necesite ayuda psicológica personal. En este sentido todas las visitas a través de Skype tienen una reducción del 50%. Infórmate AQUÍ.

¿Echas en falta algo en este artículo? Deja un comentario e intentaré darte respuesta. Y si crees que puede ayudar a alguien que conoces, compártelo.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba