Ser autónomo: pros y contras

Ser autónomo: pros y contras

Ser autónomo en nuestro país se compara a menudo con ser un superhéroe, por su capacidad de sobrevivir a las dificultades propias de la auto-ocupación. Algunas de estas dificultades son intrínsecas al trabajo. Otras dependen de la coyuntura política y económica. Y otras son el resultado de la negligencia gubernamental. La suma hace que sea difícil mantenerse como autónomo. Explicamos quién está mejor preparado para solucionarlo.

Ser autónomo: pros y contras - Psicología Flexible

Ventajas e inconvenientes de ser autónomo

Ser autónomo tiene ventajas e inconvenientes. De entrada dependen de la percepción y de la experiencia individual, pero en general se puede decir que son estos:

VENTAJAS

  • Libertad en la gestión del negocio
  • Decidir qué clientes quieres y cuáles no
  • Decidir cuando quieres hacer vacaciones
  • Probar cosas y aplicar lo que aprendes
  • No tener que aguantar jefes
  • Alinear el trabajo con el estilo de vida deseado (con mucho esfuerzo y un poco de suerte)

INCONVENIENTES

  • Tener que afrontar impuestos y Seguridad Social, independientemente del volumen de ingresos
  • Navegación por la burocracia
  • Responsabilidad personal si hay deudas
  • No tener los beneficios de los trabajadores por cuenta ajena: vacaciones pagadas, pagas extras, baja incondicional…

Ser autónomo en Espanya y en otros países

Está de moda comparar los costes de ser autónomo en España y en otros países. Si nos limitamos a los números queda claro que los autónomos españoles se encuentran en una clara desventaja. Aquí hay una comparativa, obtenida de la web Financial Translator:

  • España: Cuota de la Seguridad Social de entre 267 y 1.085 euros al mes, según sus ingresos. Pero si no ganas nada, también pagas. Hay bonificaciones discriminatorias de 50 euros al mes. Además, el IVA cobrado una vez se le resta el IVA pagado por bienes y servicios propios del trabajo, y el IRPF (una parte en cada factura hecha a personas jurídicas, y lo necesario para alcanzar el 20% del rendimiento neto en la declaración trimestral).
  • Reino Unido: Cuota fija de entre 13 y 58 euros. Sin declaración trimestral de IVA. Se paga al final del ejercicio en función de los beneficios.
  • Portugal: No hay cuota de la Seguridad Social. No se paga IVA. Se paga un 24,5% de los ingresos anuales.
  • Holanda: Cuota de 50 euros anuales, más 100 euros obligatorios para el seguro médico.
  • Francia: Cuotas en función de la profesión y los beneficios. No hay que pagar nada el primer año.
  • Alemania: Cuota de la Seguridad Social de unos 300 euros, más o menos, que sólo pagas si facturas más de 1.700 euros al mes. Los menores de 30 años que no facturan más de 17.500 euros al año no pagan IVA.
  • Italia: No hay cuota de la Seguridad Social. Se paga el 20% de los ingresos.
  • Estados Unidos: Se paga el 15% de los beneficios, más el seguro médico obligatorio.

Sin embargo, para ser justos, hay que decir que las prestaciones que da la Seguridad Social en España son de las mejores del mundo: cobertura sanitaria integral, como cualquier trabajador, y baja por enfermedad y por cierre de negocio con condiciones.

Dificultades añadidas en el estado español

Ser autónomo en España - Psicología FlexibleEl estado español es un caso muy curioso: tiene fama de aplicar el neoliberalismo por sus gobiernos de derechas (y de izquierdas algo desubicadas) pero en realidad es uno de los países más intervencionistas del mundo occidental. 100.000 leyes en vigor en el año 2013 (67.000 de las cuales, dependientes de las comunidades autónomas). Es difícil compararlo con otros países para la definición de qué es una ley es diferente en cada sitio. Pero Estados Unidos, con una población 7 veces superior, tenía 40.600 en 2009.

España es un país sobre-regulado. Las leyes se solapan, se confunden y se contradicen entre ellas. Sólo por poner un ejemplo: ser autónomo y querer hacer comercio electrónico supone conocer 11 leyes diferentes. Las consecuencias de esta sobre-regulación en la ciudadanía merecen un artículo aparte (este).

Por lo tanto ser autónomo significa destinar muchas horas a conocer todas las leyes que afectan a cada profesional, y estar atento a sus modificaciones. Más el tiempo perdido por culpa de la burocracia administrativa: multiplicidad de trámites, tiempo de espera, corrección de errores, sanciones por retrasos, etc.

Por otra parte ser autónomo significa ser recaudador de impuestos. Los autónomos recaudan IVA e IRPF, que es un trabajo que debería hacer Hacienda. Pero no. La hacen los autónomos y las empresas. Y además la hacen gratis. Y si no la quieren hacer, reciben una multa.

La falta de apoyo a los autónomos

Aunque los autónomos son uno de los puntales de la economía de este país, el Gobierno continúa menospreciándolos. Con la crisis económica que comenzó en 2008 y todavía dura, ideó una serie de medidas para incentivar la economía ayudando a los emprendedores. Se recogieron en la Ley 14/2013, de 27 de Septiembre, de apoyo a los emprendedores y a su internacionalización.

Se supone que esta ley permite no pagar el IVA de las facturas hasta que no se cobren. Pero cuando llega diciembre se pagarán igualmente. Es decir, te dejamos unos meses antes de cobrar el IVA para asegurar que tienes un dinero, pero si a finales de año no tienes el dinero te cobramos el IVA de todos modos.

Ley de emprendedores España - Psicología FlexibleSabías que si trabajas con un contrato puedes combinar el trabajo con ser autónomo? Es una manera de complementar el sueldo, cosa bien necesaria hoy en día. Pero tendrás que pagar dos Seguridades Sociales: la tuya y la de la empresa que te ha contratado. Y si te quedas sin trabajo no tienes derecho a cobrar el paro.

La tarifa reducida de 50 euros para los primeros meses de actividad quiere decir que si pasados estos meses no has generado suficiente volumen de negocio, te aguantas. Pagas aunque no puedas. Y además tienes que ser mujer y tener menos de 35 años. Alea iacta est!

Estas son algunas de las medidas con las que el gobierno ha intentado animar a las personas a hacerse autónomos para reactivar la economía. Las podréis encontrar en el blog Desencadenado, de Borja Prieto. Si querían una razón por la que no han funcionado, aquí tienen unas cuantas. Sí hay más autónomos, pero la economía vuelve a crecer un poquiiiiiito gracias al fraude fiscal y el trabajo precario.

Qué podría hacer el gobierno para ayudar a los autónomos

Ser autónomo no tiene que ser fácil. Estos trabajadores no piden privilegios, ni nada que suponga una discriminación positiva. Pero algunos cambios sí se podrían tener en cuenta para impulsar el emprendimiento como motor de la economía y el empleo.

  1. Que cada vez que aprueben una ley, deroguen 3 de obsoletas. Poco a poco irán quitando complicaciones de la vida de las personas, y las ayudarán a asumir más responsabilidades.
  2. Que no utilicen la capacidad legislativa para beneficiar a sus amiguitos (SICAVs, IBEX-35, etc) ni como arma electoral haciendo promesas que ya saben que no podrán cumplir.
  3. Que hagan cumplir, pero de verdad, la Ley de Morosidad, que actualmente fija en 60 días el plazo de pago de facturas para las empresas privadas y en 30 días para las empresas públicas.
  4. Que dejen de perder el tiempo rascando céntimos de euro de los autónomos y persigan el fraude fiscal de manera más eficiente: el de las grandes empresas.
  5. Que reduzcan los trámites necesarios para darse de alta de autónomos y hacer los pagos trimestrales. Que TODOS los trámites se puedan hacer por internet. Y si además pueden hacer que las webs funcionen, aún mejor.
  6. Que la cuota de la Seguridad Social sea proporcional al rendimiento obtenido en la actividad profesional. Esto, en lugar de definirse por “bases de cotización” que nadie sabe si se cumplirán en el día a día.
  7. Dejar de tratar los autónomos como unos morosos en potencia a los que hay que atar bien corto. Que incentiven la formación y el crecimiento y les dejen campo para correr.

Y qué pueden hacer los autónomos para ayudarse a ellos mismos

No te quedes sentado quejándote de que el gobierno no te resuelve los problemas. No te traerán la solución al sofá. Levántate y hazlo tú. Sólo, o con ayuda.

Emprendedores - Psicologia Flexible

  1. Si quieres emprender, hazlo. Puede salir mal, o puede salir bien, pero en cualquier caso será una experiencia de aprendizaje y auto-conocimiento. No hagas caso de los que primero te dicen “No saldrá bien. Que tu no sabes. Vé a lo fácil” y luego te vienen con el “¡Te lo dije!“.
  2. Los entornos económicos estables y previsibles se han acabado. Cuanto antes te adaptes a la incertidumbre y la capacidad de mutar rápidamente, mejor.
  3. Prueba cosas nuevas. Arriesga. Haz experimentos. Cuanto más variedad tengan tus trabajos, más probabilidad habrá de que algunas de ellas te lleven a otro nivel.
  4. No dependas de un solo cliente. Si renuncia a ti o deja de pagarte te puede crear tensiones económicas importantes.
  5. Si llevas mucho tiempo intentándolo y no lo consigues, cierra la iniciativa y empieza otra. Persistir en algo que no funciona te lleva a quemarte y a perder el tiempo y el dinero.
  6. Invierte dinero sólo en lo que necesites. Lo que puedas hacer tú, hazlo tú.
  7. Paga TODOS los impuestos que tengas que pagar. IVA incluido. Aunque a ti o a tu cliente os beneficie hacerlo sin IVA. El fraude fiscal es uno de los motivos por los que un gobierno debe terminar haciendo recortes.

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo con tus contactos! Y si quieres explicar alguna experiencia o hacer una pregunta puedes dejar un comentario.

2 comentarios en “Ser autónomo: pros y contras

  1. Por muchos inconvenientes que tenga, ser autonómo siempre acaba siendo gratificante y desarrollas muchas capacidades para enfrentarte a los imprevistos y una actitud ante los cambios, cualidades que también que además del trabajo te valdrán para la vida, ya que en la vida también tendrás incertidumbre, cambios y trabas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.